Soltando amarras, amuletos, compromisos.

Mi exquisito amigo Jorge Perez, el joyero, me regaló en Barcelona una pulsera protectora hecha por él, para que me acompañara en este maravilloso nuevo proceso de mi vida.

Yo la asumí como un amuleto y, pese a que no suelo usar ni pulseras ni aros ni collares ni anillos, acordé conmigo misma en llevarla puesta hasta el día del parto.

Hace tiempo ya la quiese sacar de mi muñeca (izquierda) pero fiel a mi compromiso no lo hice.

Anoche soñé por primera vez con bebé fuera de mi cuerpo, precisoso y tranquilo.

Hace días llevo sintiendo un fuerte dolor que me viene a recordar que no me olvide de ser ‘yo misma’ y que ninguna ‘autoridad externa’ decidirá por ‘mí’.

Al despertar esta mañana algo cayó al suelo. Me levanté para unos mates, sonó el teléfono, en fin. Acabo de descubrir la pulserita rota en el piso. GRACIAS George. Ya he parido.

There are no comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: