Nada mío puede ser amenazado.

Nada mío puede ser amenazado, sencillamente, porque nada de lo que tengo Es mio.

Anoche me lo recordó un hombre con ojos de animal acorralado y una navaja brillantemente plateada en su mano izquierda cerca de mi cuerpo. Nuestros bolsos en su derecha.

Nos quitó, o le dimos, según como lo miremos, ‘todas nuestras cosas’: dineros, cámaras de fotos, fotos, libros, músicas, películas, Tarots, escritos, dibujos y un ejemplar de la edición aún limitada del dichoso libro en ciernes hecho con sangre menstrual.

Se alejó en su moto despidiéndose con una amenaza inútil de recordar.

Temblando del shock del miedo y de sentir que aún hay violencia en el mundo, me abracé a mi compañero recordando que no soy lo que tengo.

Soy lo que soy. Amor.

There are no comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: