La Maestra Vignola.

Hace mucho tiempo, había dos amigos en Japón. Uno tocaba el arpa con mucha habilidad y el otro escuchaba con mucha habilidad.

Cuando uno tocaba o cantaba acerca de una montaña, el otro decía:
– Puedo ver la montaña frente a nosotros.

Cuando tocaba o cantaba acerca del agua, el que escuchaba exclamaba:
– ¡Ese riachuelo fluye aquí mismo!

Pero un día el que escuchaba cayó enfermo y murió. Entonces, el amigo cortó las cuerdas de su arpa y jamas volvió a tocar. Desde aquellos tiempos, cortar las cuerdas de un arpa ha sido símbolo de una profunda amistad.

Autor desconocido.

Ella si que va veloz. Se dibuja y se desdibuja con desparpajo. Con trazo firme y puro… Ella se transforma. Y analiza. Y da. Dando. Enumera y le sincronizan los numeros con la realidad. Sin temor dejó su conocido, se internó. Agradezco su sonrisa, y sus palabras. Aprendo, porque a veces no le entiendo.

Carolina Vignola.

http://www.flickr.com/photos/vignola/4331201630/

There are no comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: