El Topo. Primer Maestro.

No trato de ganar sino de alcanzar el dominio perfecto, para perder el temor a los balazos. Ya casi no sangro. No ofrezco resistencia a la bala. Dejo que pase entre los vacíos que hay en mi carne.

No me duele matarte porque sé que la muerte no existe.

Dejaré que tú dispares primero.

There are no comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: